ARTE Y TRADICIÓN
 
 

Artículo:  "CALECHO DE LOBOS EN RIOSCURO",  publicado en la revista "El Calecho" en 1984


Casonas y Palacios

Las familias hidalgas del Valle dejaron su huella en numerosas casas y palacios: Palacio de los Álvarez Carballo de Orallo, Casa de los Arias de Rioscuro, Casa Sierra y Pambley de Villablino, la Casona de los Gancedo de San Miguel.

La Casa Sierra y Pambley, es una vivienda solariega, posible prototipo de la casa típica Lacianiega en forma de U. El edificio dispone de su propia capilla situada en el ala oeste, que se denominaba de San Esteban y de un hórreo típico de la zona.

 

Oficios tradicionales

La artesanía alimentaria es, entre las artes populares la que más importancia se merece en la actualidad, los sabrosos embutidos, la miel, quesos, licores, repostería..., productos todos ellos naturales que pueden adquirirse en ferias y mercados locales.

También se pueden encontrar todavía notables objetos de artesanía de madera, madreñas y castañuelas, son los mas tradicionales.

La cerámica, la artesanía textil y el arte de la forja, están adquiriendo en la actualidad, un prometedor ascenso.

Puentes, pilones, molinos y lavaderos

El agua, símbolo de vida, tuvo siempre una gran importancia en los quehaceres diarios de los lacianiegos y del uso y disfrute de la misma quedan numerosos vestigios como: puentes, entre los que destaca el romano de Rioscuro y el de San Miguel, pilones, lavaderos, auténticos centros sociales de antaño, y molinos, de los cuales todavía hoy se puede encontrar alguno en uso para moler el trigo y el centeno.

 

planta_iglesia_robles.jpg (87668 bytes)
Planta Iglesia de Robles

Iglesias

La Iglesia de Robles de Laciana, de primitiva planta románica, es posiblemente la iglesia más antigua del románico del Valle de Laciana. Esta iglesia, dedicada a la advocación de San Julián, está declarada Monumento de interés Provincial.

De gran importancia es también, el Santuarios de la Patrona de estas montañas, la Virgen de Carrasconte, lugar de advocación, encuentros y devociones comunes entre babianos y lacianiegos.

Actualmente los oficios religiosos en Villablino, tienen lugar en la Iglesia de Santa Bárbara, patrona de la minería y en la Iglesia de San Miguel. En Villablino cabe destacar además de la ermita de San Mamés de las Rozas, en la que se venera el Santo Cristo de la Misericordia.

El solar sobre el que se levanta la iglesia de San Miguel debió ser lugar de culto desde tiempos muy lejanos; en él fue encontrada hace cincuenta años un ara votiva de la época romana, dedicada a una divinidad indígena llamada Craro. Ese altar está en el museo.

La iglesia de San Miguel tiene tres naves divididas por dos arcadas de dos arcos cada una, de medio punto a la derecha y ligeramente apuntados a la izquierda. Sobre el crucero se observan armaduras góticas.

Merece especial atención el Calvario, formado por Cristo crucificado, la Virgen y San Juan, como única ornamentación que luce la pared frontal del Presbiterio, presidiendo toda la iglesia. Se trata de una obra maestra y casi excepcional, concebida en una transición del románico al gótico, posiblemente en el s. XIII.

Añadimos una última pieza a este interesante patrimonio y es la imagen de una Virgen románico-gótica, probablemente del s. XIV; sedente, pequeñita y de gran dulzura, que mantiene al Niño sobre su brazo izquierdo.

Destaca del conjunto arquitectónico la espadaña de la iglesia en cuyos vanos están dos campanas, una de tamaño normal y la otra más grande, a la que los vecinos llaman "La Campanona", incluso los habitantes de San Miguel de Laciana gustan ser llamados "los de la Campanona".

Hórreos y potros

El hórreo constituye una estancia más en las típicas casas lacianiegas. Legumbres, viandas, aperos de labranza... encuentran cobijo en esta construcción ubicada normalmente en el corral de la casa. Los más antiguos tienen la techumbre de "teito" y "chábanas", abundando los más modernos que son de pizarra.

Los potros usados para herrar el ganado son otra de las construcciones típicas de la zona. En la actualidad conviven los de madera con los de hierro.

 

Deportes y bailes tradicionales

El tiro de soga, tiro de garrote, lanzamiento de barra, tiro a la rana, y el popular pasabolos son deportes autóctonos que continúan practicándose en la zona.

"La Garrucha" y la Jota montañesa, ambos acompañados de las castañuelas y el pandeiro, son los bailes típicos del país.

La alegría y la tradición se mezclan en las fiestas populares, de la mano de las vaqueiradas, influencia de los Vaqueiros de Alzada y de los cantares de boda.